Los préstamos: una herramienta financiera

préstamos

El uso de préstamos es bastante común. Permiten tener liquidez financiera cuando no se cuenta con capital. Además, son una excelente herramienta para invertir. En dado caso, es importante saber administrar los préstamos. No hay que olvidar que es necesario retornar al dinero prestado en un lapso de tiempo establecido. También, se debe pagar un interés adicional. La cantidad recibida en préstamo.

Hay muchas maneras de obtener préstamos. No hay que olvidar que los prestamistas ofrecen un servicio. Por ende, requieren una ganancia a cambio de esta labor. Esa es la razón por la cual hay que pagar un interés extra. Es muy común que quienes hagan préstamos, por ejemplo, sean los bancos. Son instituciones que tienen cantidades importantes de dinero, que usan ese capital para moverlo en negocios de préstamos.

¿Cómo obtener un préstamo?

Lo primero es indagar por entidades prestamistas. Hay bancos, instituciones públicas y prestamistas privados. Otra opción son las conocidas tarjetas de crédito. Por lo general, los primeros préstamos son por cantidades bajas. A medida que se reciben y se pagan préstamos, se logra una “mejor reputación”. Entonces, el margen de crédito aumenta.

En el caso de España, existe un listado conocido como Asnef (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito). Todas las entidades que otorgan créditos indican ante el Asnef si los préstamos que han entregado han sido pagados correctamente. Quienes caen en morosidad, inmediatamente son reportados en los listados de Asnef. Las personas en este listado suelen ser obviadas en solicitudes de préstamos.

Un primer requisito, para obtener un préstamo en España, es no estar en los listados de Asnef. A su vez, se exigen ciertos requisitos como: demostrar que se puede pagar el préstamo, recomendaciones y es de mucha utilidad un historial crediticio positivo. Por supuesto, es obligatorio ser mayor de edad y tener toda la documentación en regla.

El reciente auge de los préstamos online

Desde hace algunos años, ha conquistado notoriedad la modalidad de los préstamos online. Se trata de préstamos entregados con rapidez, sin necesidad del papeleo y trámites que caracteriza a los préstamos bancarios. No obstante, tienen tres detalles a considerar: las cantidades de los préstamos online son menores, se deben pagar con más rapidez y quizás tengan intereses un poco más altos.

Sin embargo, todo lo anterior tiene algunos matices. Por ejemplo, un cliente frecuente puede ganar la preferencia de tener intereses menores. También, quienes hacen préstamos web suelen dar plazos más amplios a personas con quienes tienen confianza. Es así como resulta importante tener un buen desempeño a la hora de solicitar y pagar estos préstamos.

Las ventajas y usos de los préstamos online

Son varias las razones por las cuales los préstamos por Internet están ganando cada vez más popularidad. Por ejemplo, la rapidez con que se otorgan es una enorme prerrogativa. Incluso, se entregan el mismo día de la solicitud. Se convierten en una excelente herramienta para solventar emergencias como: asuntos de salud, problemas de dinero durante un viaje, pagos de servicios, capital mientras se reciben pagos pendientes, etcétera.

Es importante indicar que los préstamos por Internet tienen sumas bajas. Pueden oscilar entre los 150 y 300 euros, aunque también en modalidades que permiten llegar hasta los 1.200 euros. Son sumas bajas, diferentes a los entregados por entidades bancarias. La ventaja es que requieren de menores exigencias, tales como:

  • DNI o documento de identidad aceptado por cada prestamista en particular.
  • Se exige demostrar que se posee un ingreso regular. De esa manera, el prestamista sabe que la persona puede cancelar la deuda en un determinado plazo.
  • Las personas que están en Asnef pueden pedir estos préstamos, aunque con ciertas limitaciones: menor suma prestada, lapso corto para pagar y un interés más alto.
  • Es necesario tener un teléfono particular y un correo electrónico.

Cabe decir que lo ideal es conocer un portal web donde se muestran diversos servicios de préstamos, de esa manera la persona puede elegir el préstamo de su preferencia; considerando criterios como: cantidad, tiempo estipulado para pagar, interés, etc.